Untitled Document

Untitled Document
RESPUESTAS
RECIBIDAS
       

 

La Pregunta N° 74 es: Si la iglesia te pagara dinero en efectivo por hora que misionaras en los hospitales, en las cárceles, en los colegios, en el barrio, entre tus amigos, en tu casa... ¿cuántas horas pasarías misionando?. ¿misionarías más seguido?. ¿Tal vez buscarías tiempo para hacerlo?. ¿Porqué no lo haces por amor a Dios?. ¿Sientes que el amor al dinero es mayor que el amor a Dios?
Lea nuestra respuesta

Respuestas recibidas: 5 (Nota: la sola publicación de las respuestas no significa que avalemos su contenido.)

Respuesta N° 5: La gracia de Nuestro Sef1or Jesucristo, el amor del Padre y la conmuif3n del Espedritu Santo este9n siempre contigo y con tu espedritu.No soy quie9n para decir estas cosas ni meterme en este asunto, pero me ha intrigado bastante tu caso. Sf3lo quiero hacerte un par de sugerencias que sf3lo son eso, sugerencias, y quize1s ased puedas comprender que Dios lo hace todo en nuestras vidas persiguiendo un fin faltimo.Lo me1s destacable, no puedes temer ningfan mal provocado por ocultismo ni por hechicereda alguna. Caere1n mil a mi izquierda y diez mil a mi derecha, pero Dios me sostiene. bfSi estoy con Dios, quie9n contra med? Si permaneces unida a Dios, tal y como lo dices, entonces no debes temer ningfan mal del enemigo, pues Dios defiende a sus hijos mientras me1s cerca este9n de e9l. Refane a todos sus hijos y los guarda con sus alas, como la gallina cubre a sus polluelos. Ten cuidado, sed, de los enemigos que se manifiestan me1s sutilmente. El adversario no este1 ni en los hechizos ni en las brujeredas, sino que sigue apelando, y hoy me1s que nunca, a la vieja artimaf1a de susurrar palabras sibilantes y agradables en nuestros oeddos y en nuestro corazf3n. Muchas son las formas que tiene de perdernos. Lo que veo y observo de tus peticiones es una proliferacif3n del yo . Algunas las justificas en base a las necesidades de otros, pero bfes realmente ased?Tfa pides signos, y prodigios, y hablar enn lenguas, y milagros. Dios concede milagros, sed, pero piensa esto. Cuando a Jesfas los fariseos le pededan signos y prodigios cf3smicos o terrestres, Jesfas les respondif3 Generacif3n incre9dula y perversa. Piden signos, y no se les dare1 me1s signo que el de Jone1s . Si tfa quieres obrar milagros y prodigios para convertir a los que ahora no creen, tiempo perdido. Jesfas no perdif3 el tiempo con esos incre9dulos, los dejf3 esperando. Dios es glorioso, pero nunca manifestf3 su gloria en lo grandioso. Jesfas se anonadf3, se encarnf3 y padecif3 las limitaciones de la carne humana. Fue un humilde campesino de un pueblo que ni siquiera apareceda en los mapas. Vivif3 en silencio, en la soledad de las montaf1as, aprendiendo del paciente trabajo. Vivif3 en la pobreza, aprendiendo con su trabajo de carpintero el sustento cotidiano. Cuando inicif3 su vida pfablica no hizo grandes azaf1as (una de las tentaciones de Satane1s fue, precisamente, que hiciera una gran muestra de su divinidad tire1ndose desde lo alto del templo). Cuando curf3 al leproso le dijo Ve, y que nadie se entere . Ensef1aba pfablicamente y haceda milagros con las personas que lo necesitaban, pero nunca para convencer a sus adversarios. El Rey de los Reyes entrf3 montado en una burra a Jerusale9n, a1la cfaspide de la humildad! Y la victoria la consiguif3 b4reducie9ndose a la muerte, y muerte de cruz. Piensa y medita en tu corazf3n, se9 sincera contigo misma. bfQuieres obrar prodigios para darle gloria a Dios o sf3lo para darte gloria a ti misma? Fedjate como dices Que yo sea la gueda para mi familia y los conduzca hacia la luz . Yo pido la conversif3n de mi familia, siempre lo hago. Pero nunca digo Que yo los convierta . Si Dios decide usarme de instrumento, a Dios sean dadas las gracias, pero si Dios convierte a mi familia por los medios que e9l cree oportunos, a Dios sean dadas las gracias. Medita si, acaso, no quieres darte gloria y honra a ti misma, al tener poder para obrar milagros y sef1ales prodigiosas. El don de lenguas tampoco es imprecindible. La oracif3n debe edificar, sobre todo, y todos deben poder orar con todos, sabiendo lo que oran y sabiendo a que9 este1n respondiendo Ame9n . Ya lo dice San Pablo, que valen me1s cinco palabras que edifiquen que una larga oracif3n en lenguas que nadie entienda y que no sea edificante.No pidas vivir en medio de santos. Santifedcate y cristifedcate por medio de la unif3n con Cristo a trave9s de la Palabra, de la oracif3n y de la Eucaristeda, de los Sacramentos. Nutre tu alma y sigue cada deda a Dios. No en los grandes gestos ni en las cosas extraordinarias. En lo poco, en lo cotidiano, y ahed comenzare1s a satificar y a ser luz. Si tfa misma demuestras que puedes vivir a la luz de Cristo, entonces los que te rodean vere1n esa luz y se transformare1n sin necesidad de largas exhortaciones. Predica con el ejemplo y luego con el precepto. Se9 fiel en lo poco, porque ased sabre1 el Sef1or que puedes ser fiel en lo mucho. Muchos cristianos dicen que podredan afrontar la crucificcif3n, alle1 ellos; pero luego no son capaces de perdonar la me1s mednima ofensa, y ased pretenden decir que son capaces de perdonar a los verdugos que flagelan el cuerpo y coronan la cabeza con espinas. Busca a Dios, no te busques a ti misma. Dios sf3lo da a quien le pide con sinceridad. No pidas tanto por tus finanzas ni por lo deme1s, porque Dios sabe de tus necesidades y sabe cf3mo solventarlas. Busca primero el Reino de los Cielos, y para eso, lo primero es instaurar el Reino de los Cielos en tu corazf3n. Es un principio filosf3fico: no das de lo que no tienes. Busca gracias, busca bendiciones y busca verdadera y real conmuif3n con Cristo. Investiga e indaga, mira cue1l es la Iglesia que Cristo fundf3 y sobre quie9nes la fundf3. Se9 df3cil y humilde, reconociendo la autoridad de aquellos sobre quienes se derramf3 el Espedritu Santo en abundancia y que alcanzaron gran Santidad. No te busques a ti misma. Lo que hagas, hazlo sf3lo sabiendo que lo haces de verdad por el Reino de los Cielos. No quieras servirte de Dios para ser mirada. No hagas como los fariseos, que dan poco de lo que tienen y hacen alaraca para que todos los vean. Son los que dan todo sin decir nada los que son recompensados por el Padre. No busques un compaf1ero. Cuando hayas instaurado el Reino de los Cielos en tu corazf3n, borrando de ti toda traza de ego, aniquilando la llama del orgullo y despoje1ndote de la mujer vieja, muriendo con Cristo en la cruz y habiendo resucitado con e9l, sf3lo entonces comenzare1 a llegar aquello que necesitas. No pidas perfeccif3n fedsica, basta con la espiritual. Porque la carne se corrompe con el paso de los af1os y afan ahora no es el tiempo de la glorificacif3n de los cuerpos. Cuando lo sea, los cuerpos resplandecere1n de gloria por sus actos y su santidad, no por su belleza fedsica que otrora tuvieron. No busques una carrera universitaria, sf3lo se dare1. Si Dioss sabe que sere1 perjudicial para ti, entonces hare1 lo conveniente. Es preferible ser ignorante a los ojos del mundo que perder tu alma en la geena. Porque los que pasan por sabios en este mundo no poseen la sabidureda del Reino de los Cielos. Los verdaderamente sabios pasan por tontos ante los sabios de este mundo, pero ellos son los herederos del Reino de los Cielos. No se busca agradar al mundo y agradar a Dios al mismo tiempo. Porque si se es amigo del mundo se es enemigo de Dios, y si se es amigo de Dios se es enemigo del mundo. Uno no puede servir a dos sef1ores a la par, porque se amare1 a uno y se aborrecere1 al otro, o viceversa. No puedes montar dos caballos al mismo tiempo.No intentes sobresalir ni destacar, ni afan por motivo del Reino de los Cielos. Los que quieren sentarse en los primeros asientos pueden ser humillados. Busca siempre el faltimo lugar, y ased si Dios te llama me1s adelante sere1s ensalsada. Somos sal y luz del mundo, y no vale la pena encender una luz y ocultarla, es cierto. Pero ya te digo. La luz de Cristo no se manifiesta en los grandes prodigios, sino en las cosas pequef1as del deda cotidiano. Pregfantate si todo lo que pides en relacif3n a tu ministerio lo pides para que digan de ti a1Que9 gran profeta que tenemos entre nosotros! o para que digan a1Gloria a Dios que nos ha concedido este infatil instrumento para edificarnos y convertirnos! . Reconoce, antes que nada, que eres un instrumento infatil para Dios, pues e9l no necesita a nadie para obrar, y sin embargo nos ha querido usar para sus planes. Pero somos, en esencia, instrumentos infatiles, sf3lo servidores de Dios que no buscamos nuestra gloria sino la gloria del Sef1or. Te lo digo de verdad. Debes meditar en todo esto, quize1s descubres algo que se te habeda pasado por alto.Bendiciones en Jesfas y Mareda.

Respuesta N° 4: The ability to think like that shows you're an erxept

Respuesta N° 3: Cfs1lU lkajqadshapy, [url=http://khnyssunlfzj.com/]khnyssunlfzj[/url], [link=http://jewkbeovsfea.com/]jewkbeovsfea[/link], http://rzdxpbbwifac.com/

Respuesta N° 2: 2OVWpG ybnvscmngyoo, [url=http://oioiiajrkcds.com/]oioiiajrkcds[/url], [link=http://qqxuacjlmgsh.com/]qqxuacjlmgsh[/link], http://rgvuwypndesm.com/

Respuesta N° 1: MiiRoV skvlabgsbdhy, [url=http://nxhgrbvxqzwp.com/]nxhgrbvxqzwp[/url], [link=http://jtwrwzhochcb.com/]jtwrwzhochcb[/link], http://ockxgbrnyiyc.com/