Untitled Document

Untitled Document
NUESTRA
RESPUESTA
       

  La Pregunta N° 4 es: ¿Cómo puedo estar disponible... si no me alcanza el tiempo para todo lo que tengo que hacer?

Respuesta 4: El tiempo es un don que se nos entrega, a todos por igual. No hay nadie que tenga más tiempo que los demás. No es como el dinero, o las oportunidades. Todos somos iguales ante el paso del tiempo.

La disponibilidad para con los demás es algo que a veces atenta contra nuestros propósitos, nuestras metas, nuestros deseos personales, porque entorpece nuestro camino y ocupa nuestro tiempo. Yo NECESITO MI TIEMPO!. Decimos habitualmente. Pues todos sabemos que el tiempo es lo más valioso que tenemos, junto con nuestra salud.

En qué ocupaba su tiempo Jesús?. Debemos imitarle!.

Lo que llamamos MI TIEMPO, no es propiedad personal. Es un don que Dios me da. Tal como le dijo Jesús a Pilatos: "Nada tendrías si no te hubiese sido dado de lo Alto". Todo es de Dios. No nos quedemos con el tiempo, pues nos ha sido dado para hacer el bien, para hacer obras de amor, para adorar a Dios, para orar, para dar compañía, para producir una familia santa y felíz, llevar adelante un trabajo digno. Todo esto es amado por Dios, y es el camino que nos ha señalado.

Pongamos una comparación: Si hoy, un día en el que estamos muy ocupados, saliéramos sorteados y ganáramos un premio de 1000 U$S que tenemos que retirar en el día... ¿dejaríamos todo para ir a cobrar?. OBVIO!. ¿Y si el premio fuese de 100 U$S?... también iría!, con organizarme un poco, podría ir. Porqué no?. ¿Y si fueran 50 U$S?. Pensemos esto: Un familiar, o un amigo, puede necesitarnos en este momento... y sin embargo le decimos: estoy muy ocupado, no puedo ahora. Es decir, la necesidad de nuestro amigo vale menos de 50 U$S para nosotros. Y de más está decir si quien nos necesita es Jesús...

REPENSEMOS nuestras importancias!. En qué gastamos el tiempo, es un fiel reflejo de nuestra escala REAL de valores