Untitled Document

Untitled Document

NUESTRA
RESPUESTA

       

  La Pregunta N° 12 es: ¿Cómo ha de ser la misericordia de un católico con quienes le agreden? ¿Es la misericordia: debilidad encubierta?

Respuesta 12: La misericordia CON EL AGRESOR DEBE SER ALGO DISTINTIVO DEL CATOLICO. El mundo en que vivimos tiene un príncipe: el demonio. Por eso sufrimos permanentemente agresiones de todo tipo: ideológicas, en nuestros sentimientos religiosos, el ridículo en la sociedad, nos tildan de cerrados, de antiguos, de interesados, de puritanos, etc. La sociedad agrede sistemáticamente nuestros sentimientos religiosos de una manera impune y descarada.

Lo vemos en los medios de comunicación principalmente, que van dejando huella en la sociedad civil. Pero no olvidemos que los medios de comunicación tienen dueños (con excepción de Internet), e intereses ideológicos y económicos que defienden y ostentan.

Contra ese agresor, debemos ser MISERICORDIOSOS!. Debemos diferenciar el pecador del pecado. Al pecado hay que combatirlo y no ser tolerante con él. Pero al pecador hay que comprenderlo y hay que amarlo.

Por eso, debemos mantener nuestra convicción con toda fortaleza, y debemos perdonar al agresor. No debemos devolverle con venganza su agresión. La venganza no sólo está penada por la ley, y por lo tanto es un delito, sino que además responde a los instintos más bajos del ser humano. El odio y la venganza son la característica de las mafias. La misericordia con el agresor está basada en el control de los instintos, propio de los seres más desarrollados, y por lo tanto en los que han logrado una fortaleza interior superior.

Aprendamos de Jesús cuando dijo desde la cruz: "perdónalos porque no saben lo que hacen". Aprendamos del Santo Padre, cuando perdonó a su agresor y tuvo misericordia de él. Ellos nos dieron el ejemplo, nosotros debemos encarnarlo y seguirlo.