Untitled Document

Untitled Document

NUESTRA
RESPUESTA

       

  La Pregunta N° 11 es: ¿Porqué es importante que tengamos fe?. ¿Cómo sabemos si nuestra fe tiene fuerza?

Respuesta 11: La fe es el principio del conocimiento. Sin fe, no es posible el conocimiento. Conocer algo es comprenderlo: entender qué es, cómo es, para qué sirve, etc. Conocer es ver sin los ojos. Es ver mediante la memoria, el entendimiento, la imaginación.

Si no hacemos un acto de fe en lo que nos dicen los libros de ciencias, en lo que dicen los expertos, o nuestros profesores, en lo que nos dicen los sentidos, sería imposible llegar a poseer conocimiento alguno. Lo contrario de un acto de fe es un acto de sospecha. Es decir una duda. Si dudamos de un profesor, no tendremos por verdaderos los conocimientos que nos transmite.

Realizamos actos de fe, por ejemplo, cuando leemos el diario, escuchamos las noticias, porque suponemos que nos dicen la verdad. Realizamos actos de fe cuando vamos al médico, cuando comemos en un restaurant. Si dudáramos, por ejemplo, de lo que nos dicen los sentidos, no podríamos caminar, no podríamos hablar, no podríamos vivir.

Por eso la fe es importante, porque nos abre las puertas de la vida. Sin fe en los sentidos, no se puede sentir. Sin fe en las ciencias, no se puede conocer el mundo, el espacio que nos rodea. Sin fe en Dios, no se puede experimentar a Dios. Sin la experiencia de Dios, el hombre queda suspendido de una duda que puede pasar como un péndulo de la angustia existencial a la indiferencia, en una matriz de dolor, y no de amor.

La fe tiene fuerza cuando se traduce en obras. Las obras confirman la fe. La duda trae parálisis. La fe trae acción. Una forma de conocerse a uno mismo es ver qué hacemos durante todos los días, en qué se va el tiempo. Mi propia realidad habla del relieve topográfico de mi fe, es decir de mis montañas de fe, de mis llanuras y de mis depresiones de fe. Aquello que nunca realizo, es porque en realidad no creo.

Si la fe nos abre las puertas del Reino, por las obras, entramos en el Reino.